Bienvenidos a este espacio dedicado al perro "carea leonés" o "perro de pastor leonés". Aquí podreís encontrar información a cerca de esta raza y también conocer algunas reflexiones y opiniones personales, basadas en mis vivencias y en las de otras personas con estos magníficos y desconocidos perros, así como en la información que he recabado con el tiempo, en torno a ellos.
Es también un homenaje a mis raices, a los pastores, a las tradiciones y a mi tierra: El Viejo Reino De León.

sábado, 15 de enero de 2011

Alfonso, sus perros y otros temas

"Negro"

En el mes de Agosto del pasado año 2010 pude compartir una tarde con Alfonso Suárez, originario de la comarca leonesa de Luna y residente en Veguellina de Orbigo (León) desde hace muchos años. Pastor experimentado, carismático y respetado entre los ganaderos de la zona, pero sobre todo, buena gente. 
Como estaba al tanto de mi interés por sus perros y gozando de la confianza que te da alguien que te ha visto crecer, me recibió cordialmente  en la majada de San Martín del Camino y se dispuso a mantener una agradable charla conmigo sobre un montón de temas relacionados con la ganadería. Obviamente, el Carea Leonés fue uno de los asuntos en los que más profundizamos.

Alfonso y su Carea Leonés

En ese momento del año contaba con dos ejemplares de Carea Leonés, una veterana hembra de color negro y un hijo de esta, macho de unos dos años, también de capa negra y rabón (cola muy corta) de nacimiento llamado "Negro". También contaba con otros dos perros, un Border Collie y un cruce de Pastor Vasco o Euskal artzain txakurra que dejó en la majada pués prefería ir con los careas, como me explicó durante la tarde y como podeís escuchar en el siguiente video al más puro estilo "Callejeros", en el que también entona el mea culpa con respecto a la disminución de ejemplares de Carea Leonés por parte de los pastores que introdujeron otras razas o mestizaron sus perros con estas, cosa que no dió el resultado esperado.

video

Después de escuchar a Alfonso, voz autorizada por su experiencia empírica con estas razas, podemos deducir la razón por la cual estas razas, ajenas a la Región Leonesa, no se han establecido por estas latitudes. Realmente son razas destinadas a otro tipo de pastoreo diferente al que se estila en León y provincias limítrofes. 

 Veterana hembra de Carea Leonés

Tanto el Border Collie como el Pastor Vasco estan destinados a un número menor de ovejas, recordemos que cualquier pastor leonés puede tener 500, 700 o más, transitando entre los diferentes cultivos  de las llanuras, páramos y riberas leonesas. Además los rebaños con los que trabajan en las regiones vasca y anglo-escocesa, de donde son originarias estas razas, suelen pastar en praderas o fincas cercadas, sin  peligro para los cultivos, y la función de estos perros es agrupar y mover el rebaño, por eso siempre se mueven en circulos rodeando el ganado, bien para trasladarlo de finca, mantenerlo agrupado o trasladarlo al redil. Cosa que hacen magnificamente. Sin embargo, su instinto de llevar al rebaño hacia el pastor, cuando este no le ordena nada, como dijo Julio Bayot, (veterinario y adiestrador de Border Collie para el pastoreo de ovejas y ocas) en una exhibición suya a la que asistí en Ibiza, hace que esta cualidad no acabe de convencer al ganadero leonés.

Grupo de Border Collies

En cambio, el Carea Leonés controla las lindes de las fincas y cultivos evitando que las ovejas entren en ellas, o sacandolas de allí si ya las han invadido. Los rebaños para los que el carea está diseñado de forma natural, no se mantienen estáticos en cercados, sino que caminan entre los cultivos buscando las zonas de pasto y cambiando constantemente de ubicación. Al contrario que los otros ejemplos, el carea no rodea el ganado compulsivamente, ni necesita tantas ordenes pués un buen ejemplar, bien adiestrado, sabe cuando debe dejar al ganado tranquilo, algo que valoran los pastores, y cuando entrar en acción. 

 "Negro" en acción

A estas diferencias funcionales, hay que sumar el diferente caracter de los perros y de los dueños, pues los pastores de León no utilizan mucha "pedagogía canina" y son poco transigentes con los errores, tendiendo a "apretar" a sus canes cuando estos no cumplen. De todas formas la dura naturaleza del carea hace que olvide las "broncas" y vuelva al tajo de nuevo, pasado un rato. Mientras que, por ejemplo el Border, es más delicado y lleva mal que su dueño le grite por la dependencia que de este tiene, anulandose por su timidez, como describe Alfonso en el video.

 ovejas en tránsito
Gracias a estas diferencias, el Carea Leonés ha persistido en los rebaños a pesar de absurdas modas y cruces sin sentido, dejando claro que cada raza esta adptada perfectamente a su entorno y función especifica. 


Volviendo con la visita que le hice a Alfonso, decir que debido a las fechas en que se produjo, más de la mitad de su ganado aún se encontraba en los puertos de la montaña, pastoreando en ese momento casi 500 ovejas en San Martín del Camino.

 Alfonso y sus ovejas

De los dos careas con los que se manejaba, su preferido era la hembra,  de la que no recuerdo el nombre, más experta y más carea, según él. El macho, joven, se mostraba menos desconfiado, pudiendo acercarme a él aunque no me diera mano. Con la madre, no logré acercarme a menos de 10 metros, algo habitual en esta raza, con los desconocidos.

madre

e hijo

También hubo tiempo para hablar de otros temas. De las suvenciones, del futuro del sector y del vergonzoso precio de los corderos, manteniendose este en los números de hace 15 años. Hoy 35 euros, en 1995 los vendían por 5000 pesetas...Sin comentarios. En la carnicería y en los Supermercados, no para de subir, pero el productor no ve ese aumento por ningún lado y esto es descorazonador para los pastores que caminan todo el día en las montañas y en el llano para que su ganado pueda disfrutar de buenos pastos y conseguir de esta forma una carne de calidad, que es lo que le cobran al consumidor. Esto en teoría, pués a veces nos dan gato por liebre y consumimos carne de ganado estabulado y cebado exclusivamente con pienso, y claro está, esa carne es otra historia.

 Pastor y carea, equipo de trabajo

Fue una tarde estupenda en la que escuche a la voz de la experiencia por medio de este hombre, que a unos pocos años para jubilarse, ha vivido este oficio con vocación durante muchos años. Compartí su punto de vista en muchas cuestiones y me empapé de su conocimiento. Me trató como siempre lo hizo, con amabilidad y naturalidad. Descubrí en él, un valedor del Carea leonés y espero que los jovenes pastores aprendan de gente como Alfonso. Él y el difunto Máximo Díez, fueron una pareja temible al "tute", unas personas apreciadas por mi familia y también por sus vecinos, a la par que han honrado el duro oficio de pastor.
Gracias por esa tarde "Fonso".




A continuación teneís un video en el que se puede ver a "Negro" guardando la "linde" del maizal y controlando al ganado en su pastizal


5 comentarios:

  1. Me llama la atención lo que dices del precio de los corderos. El campo y las ganadería van de c*l*. Pobre gente, con lo que tienen que trabajar y no ven ninguna ganancia.
    Muy guapo tu reportaje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Un post fuera de serie, me encanta lo que estás haciendo ya lo sabes, de hecho eso mismo me comentó un pastor en Villaquejida, estuve hablando con él un buen rato y jugando con sus careas, te envié las fotos en su día creo.

    Lo bonito de todo esto es que se está en contacto con el campo y sus gentes, yo si te digo la verdad ya tengo mono de salir al campo, pero de momento hace mucho frío.

    Gracias por compartir esta joya, son una pasada estos perros y el último vídeo se sale...

    Saludines, Irma.-

    ResponderEliminar
  3. Gracias "Aorillasdelorbigo" e Irma.
    Realmente el mundo rural en general está abandonado. El precio de los corderos, según la época del año puede subir algo más de lo que se dice en el post pero de todas formas sigue siendo ruinoso.
    Irma, si me enviaste las fotos y ya sabes que te lo agradezco. Es verdad que es muy prestoso salir al campo y vivirlo. Ya supongo que tengas ganas de salir a controlar palomares, con lo inquieta que eres...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola José Luis, lo primero pedirte perdón, porque no he podido enseñarle el reportaje a mi padre antes, pero ha quedado encantado y me dice que te escriba diciéndote que muchas gracias por todo lo que dices y escribes, pero que te has pasado 7 pueblos, ya que dice que no es para tanto y que no se merece que hables tan bien de el, de todas formas me comenta que a ver si te ve cuando vuelvas por el pueblo, que quiere agradecértelo en persona.

    Por mi parte darte la enhorabuena por el trabajo que estás haciendo en tu blog, tanto por la cantidad como por la calidad y como hijo de pastor (en este caso de Fonso como tu le llamas)darte las gracias por el cariño y el respeto con el que lo has tratado a el, a los perros y a su oficio, que tu como yo sabemos que por desgracia no están muy acostumbrados a que nadie los valore, así que un abrazo de parte de todos y ánimo a seguir, que es una delicia tu blog y se aprenden muchas cosas (yo al menos).

    ResponderEliminar
  5. Me alegro mucho de que le haya gustado, y tienes razón, como no estan acostumbrados a que se les valore, pueden pensar que es excesivo reconocerles su esfuerzo y la dureza de su oficio.
    Dile a tu padre que no he dicho nada extraordinario ni que se aleje de la realidad, y además, a él y algunos otros, les aprecio de verdad. Me vieron crecer y tuve una estrecha relación con ellos. Escuchaba sus anecdotas y preocupaciones cuando se reunían, se creó un vínculo con ellos y con su mundo, el cual no me era ajeno, como bien sabes y del que nunca renegué.
    Gracias por los ánimos y por las amables palabras para el blog. La misión es clara: reflotar y difundir el Carea Leonés (que es un gran perro con unas posibilidades tremendas y algo nuestro). Pero en este empeño, es imposible no hacer referencia a los responsables de las grandes cualidades de esta raza, que son los pastores. Además, nuestra región fue un núcleo muy importante en el desarrollo ganadero y económico del país. Proporcionando pastores profesionales a la trashumancia (pueblos enteros de la montaña eran viveros para este oficio). Nosotros somos herederos de unas costumbres y tradiciones que se han impregnado en nuestra forma de ser. Y estás fueron conservadas y transmitidas por generaciones de pastores leoneses. Entre otras cosas también fue fundamental su papel en la conservación de vías pecuarias y por supuesto, responsables de que tengamos en nuestra tierra perros tan espectaculares como los mastines y funcionales como el carea leonés. Por ello, aprovecho el hilo conductor del blog (el carea) para rendirles un humilde homenaje. Alguien tenía que hacerlo y mi, me gusta hacerlo.
    Hasta la próxima vez que nos veamos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar